Dicen que te fuiste…

Me enteré de que se fue por un mensaje de texto caído de madrugada, en apenas unos pocos caracteres que encerraban una noticia tremenda. Tenía casi 25 años, vivió rápido y murió joven pero inspiró a miles a cumplir sus sueños más locos…

Quienes andamos siempre demasiado ocupados soñando nuevas aventuras solemos no tener ídolos, porque su adoración implica una constancia que no tenemos. O de vagos que somos. Pero sí atesoramos algunas imágenes a las que recurrimos cuando tenemos viento en contra y que sirven de amuleto contra las tempestades, los dragones y los policías que a veces nos sorprenden en los caminos de este mundo. En mi caso la imagen/amuleto más temprana es ésta:

1379888_10203201254097400_650773029_n

América sin límites jamás hubiera existido sin aquella inspiración.

Mi vida no hubiera sido la misma si mis viejos no me hubiesen llevado aquella mañana a la costanera a ver el inicio de aquel sueño tan ajeno y tan propio a la vez. Muchas veces nos preguntan cómo fue que tuvimos el coraje de cruzar un continente entero en una limousine. Siempre ensayé respuestas distintas pero en el fondo sabía que aunque pasara lo peor siempre estaríamos sobre tierra firme. A flote. Y que luego veríamos cómo resolver lo que fuera ¿Cómo explicarles que cuando yo era chico un grupo de locos lindos me enseñó que aventurarse a cruzar un océano en una cascara de nuez era vivir, que el coraje era eso?

11113783_10153261065113431_5362157283168472164_o

Así lo conocí yo. Así me enteré cómo se hacía para gestar un sueño.

10900199_10153261075128431_1594765845551845440_o

De a poco iba tomando forma pero ¿soportaría un cruce transatlántico? sólo había una manera de averiguarlo…

Cuando nos preguntan cómo se nos ocurrió construir una casa adentro de una limo me gustaría confesarles que  para los comodorenses de mi edad eso es lo más normal, si cuando éramos chicos íbamos de tarde en tarde a un viejo galpón que se caía a pedazos a admirar con ojos de niño a un barco precioso que aparecía de la nada. Con camarotes, con cocina, con baño, con vida. Crecimos con eso, sin darnos cuenta. Con la libertad en la punta de los dedos, con un puerto que mira al mar como invitándonos constantemente a zarpar. A Alcanzar el horizonte, a perseguir Alaska. Sabiendo que el antónimo de imposible es “Gandul”.

Nuestro viaje empezó el 23 de febrero, exactamente  a la misma hora y el mismo día en que se cumplían 20 años de la zarpada del mítico catamarán y por esas cosas bonitas que tienen los sueños los roles se invirtieron y uno de sus tripulantes nos dio el banderazo de largada. Siendo muy chico los vi marcharse una mañana descubriendo que también quería hacer eso algún día. Y cuando ese día llegó, Víctor estuvo ahí para entregarnos la posta.La fecha resultó ser de buen augurio porque ambas aventuras llegaron a buen fin, ellos llegaron al Puerto de Palos en España y nosotros llegamos a Alaska.

1655900_10203201256177452_245385368_n

El Gandul amarrado a la réplica de una de las carabelas de Colón en España. Lo habían logrado. Con un catamarán hecho a mano y contra todos los pronósticos.

Dicen que ayer se hundió en el Atlántico norte, pero para mí y para miles más, el fiel Gandul no desaparecerá jamás. Su tripulación me enseñó con su ejemplo que no hay sueños imposibles. Que es hermoso haber nacido en el culo del mundo y tener que pelear por todo lo que uno quiere, porque ese entrenamiento luego sirve en la ruta, en el mar, en el aire. Así como nada ni nadie detiene a un patagónico soñador, no habrá olas que hundan la inspiración y el legado del Gandul. Ayer se hundió dicen, pero no saben nada. Él cumplió con el más hermoso destino que añoran los barcos de todos los mares, resistió hasta que su tripulación estuvo a salvo  y recién entonces, joven y viejo a la vez, se fue a descansar en los brazos de su amor azul, en un abrazo que ahora sí será eterno.

La ola que empezó aquel primer  día en que su proa acarició el mar aún hoy sigue creciendo. Si no yo no estaría escribiendo ésto a bordo de una limo en Canadá. Si no, con Flor jamás hubiésemos cumplido un sueño tan bonito.

Gracias por enseñarnos a soñar Gandul. Que descanses. Te lo mereces.

15

El grito de guerra más recordado por los comodorenses fue, es y será: ¡Aguante Gandul!

Fotos: Gentileza de Victor Correia y Rodrigo Barrera. Dos Gandules inpiradores.

Anuncios

10 Respuestas a “Dicen que te fuiste…

  1. Muy buena reseña y como marino mercante en aquel entonces, me acuerdo que esa empresa fue muy comentada y respetada por mis pares marinos de la pesca. muy bueno

  2. Gracias Gandul, fuiste un referente de nuestra historia. Tuve el placer de conocerte y verte navegar. Un poco de pena es inevitable tener, pero el eligió el abrazo eterno y hay que respetarlo. Gran reseña!!

  3. Lucas Cardenas
    Me siento y vuelvo a leer cada una de tus palabras y no puedo evitar lagrimear entre emociones diversas.
    Tomé mi tiempo antes de escribir sobre lo que genera tu historia que quizás es la de tantos.
    Muchas veces hemos hablado de como transcurre el Gandul en mi vida e incluso el modo que he guardado aquel tiempo, que ya es pasado en mi vida aunque naturalmente me marcó para siempre.
    Se viene a la memoria aquella tarde a mediados de 2011 cuando nos conocimos (aunque naturalmente ya éramos viejos conocidos sin saberlo) en el bar del Lucania
    Me contaste que tenías un sueño junto a Florencia y relataste aquel momento en que con tus ojos de niño mirabas la partida del Gandul con el gran Fernando Cardenas “mostrándote” que la vida es así, es para locos y tu padre; predicando con el ejemplo siempre.
    Larga charla compartiendo pensamientos y hasta fijando sin demasiados pormenores la fecha 23 de febrero de 2012 como inicio del itinerario Comodoro Rivadavia- Ushuaia- Alaska – Comodoro Rivadavia casualmente a 20 años del día de la partida del Gandul rumbo a Puerto de Palos
    Tantos quisieron ser barco ese día, y tantos fueron tripulantes en aquellos años. Los diarios devolvían mes a mes las desventuras de un pequeño velero y su grupo de habitantes conviviendo a bordo.
    23 años han pasado de aquel día y para quienes estuvimos allí eso es algo mas que la mitad de nuestras vidas.
    Hace unos días cuando me avisan del hundimiento de Gandul sentí nostalgia y temor a la vez, una tempestad me sacudió el alma, y no supe que decir o como reaccionar, sentí sobre todo “impotencia”.
    Una vez que supe que los tripulantes estaban bien, ilesos rumbo a tierra llego la calma porque la información que nos llegaba de parte de las familias era real y no solo trascendidos (como las imágenes mostradas en la Tv y que poco tenían que ver con el rescate)
    Luego del shock inicial y tras varias charlas con la familia me invadió una gran sensación de paz. Vos fuiste la 2da persona a la que le avisé
    Que increíble !
    Cómo es que siendo aquel niño ya devenido en hombre y sin haber navegado nunca en el Gandul yo veía en vos un tripulante mas !
    Imagino que tu aliento a la par de 15000 almas en la costanera y otras tantas en toda Patagonia fueron el viento que infló nuestras velas aquel 23 de febrero de 1992.
    Gandul marcó mi vida pero “no fue mi vida”, todo sucedió después y es allí donde se relaja mi alma y aparece mi paz.
    Marcó mi historia como la de tantos otros que sin haberse subido al barco se motivaron en aquel grupo de soñadores y allí me lleno de alegría a pesar de la nostalgia al verlo partir.
    El Gandul no solo cumplió el sueño de muchas almas, el primero de nuestras vidas para algunos, sino que además motivó a otros soñadores y eso es un valor agregado.
    Creo que su mayor mérito es el haber trascendido los tiempos y los sueños.
    Con que UN solo sueño se haya inspirado en el; es suficiente para brindar.
    Gracias Gandul por cumplir sueños.
    Gracias Gandul por motivar sueños.
    Gracias Lucas y Flor porque con la Limo seguramente trascenderán y motivaran a otros soñadores.
    El legado continúa, el sueño permanece.

    • El mejor cierre para este post son tus palabras Victor y aunque ya lo hablamos entre nosotros, quiero agradecerte una vez más el haber sido el nexo de unión entre ambos sueños. Ahora solo queda esperar ver partir a los nuevos viajeros que la Patagonia seguirá gestando, porque como bien decís el legado continúa y el sueño permanece. Aguante gandul! Hasta pronto amigo!

  4. impresionante el texto , profundo y poderoso,
    vendrán otros sueños, es la vida, pero este nos acariciará el alma para siempre

Dejanos un comentario =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s