De motos, cumpleaños y Hell Angels.

Poco antes de empezar este viaje puse en venta a mi amada Harley Davidson para saldar algunas cuentas y poder viajar en paz. Llegué a la conclusión de que algún día podría comprarme otra moto como aquella pero que no tendría 30 años para siempre. Como las cosas nunca me salen de manera normal el primero en responder fue un enorme motoquero tatuado que recorrió 2000 kilómetros hasta mi garaje sólo para llevarse una moto que la noche anterior a cerrar el negocio dejó de arrancar. Una vez más tuve que recurrir a mi buena suerte para no salir demasiado golpeado de todo aquello.

4399_1178594263421_4560968_n

Con ella me inicié en el fascinante mundo de la mecánica. Aquí podemos observar el nulo progreso realizado la tarde en que traté de quitar un tapón de aceite.

4399_1179730011814_3159016_n

Juntos recorrimos Argentina de punta a punta. Todavía andaba buscando a Flor que aparecería en mi historia más adelante, justo a tiempo.

Este buen hombre a quien llamaremos Benjamín (sólo para molestar) dejaba bien en claro que era parte de algo mucho mayor, vamos, que el tipo no estaba solo. Lucía muchos parches que certificaban ser parte de los Hells Angels, el mítico moto club de origen yankee y temible reputación. Aunque era un cálido verano patagónico él llegó enfundado en una campera de cuero de mamut que se quitó por culpa del calcinante sol que el agujero de ozono brinda allá en el sur. Su remera también era de los hells y sus tattoos enormes y cadavéricos también – Wow se compró el merchandising completo- pensaba yo.

Al ver la moto se enamoró y ni siquiera quiso probarla. Me pagó y rápidamente lo ayudé a subirla a la caja de su camioneta, casi se la envuelvo para regalo. Mientras tratábamos de apachurrar la moto dentro de aquella pequeña camionetita de delivery en la que había venido con un chofer, le lancé una frase que un buen amigo siempre recuerda (es bueno rodearse de buenos amigos cuando un motoquero malo te puede pegar)

-che ¿y vos qué onda con los hells?

-ah! -Dijo lleno de orgullo y con el pecho inflado- yo soy el bla bla bla de los Hells Angels chapter Argentina (dijo así, “chapter” que es como “capítulo “en inglés)

-¡qué lindo! Le contesté. Aunque supongo que esperaba una muestra de admiración un poco más digna.

-¿y entonces? Ya que son legendariamente los reyes de la carretera ¿por qué no te la llevas andando? Pregunté mientras tentaba a mi suerte por millonésima vez.

Y ahí me quedó mirando muy serio, dejó lo que estaba haciendo y se crucificó con un:

-¡ah no! ¡Si se entera mi señora me mata!

Y mientras yo trataba de aguantar la risa me explicó que le había prometido a su señora que  llevaría la moto en la camioneta, porque ella además lo había dejado ir a comprarla tan lejos con la condición de que no la rodaría hasta no tenerla asegurada y a su nombre. Esa tarde perdí la poca esperanza que me quedaba en los rebeldes de este mundo.Fue muy triste, pero al menos había ganado una buena historia que contar, además del efectivo.

4399_1178582223120_6961685_n

Era una negra preciosa, todavía la extraño.

Hasta ahora esa breve historia era toda mi relación con este moto club. Pero entonces viajamos hasta Alaska y conocimos a “Big Dan” el último Hell Angel del continente americano, literalmente, porque no hay ningún otro más al norte, es como el papánoel de los motoqueros.

Big Dan es uno de los auténticos, no es copia argentina, es de los de antes, de cuando ser Hell no significaba estar a la moda sino vivir rodeado de problemas y peleas. Creo que mi interés por esta gente viene de mi tierna infancia motoquera y por la historia que escribió el mismísimo Hunter Thompson cuando se había obsesionado con ellos allá por los ´70. Por cierto Joleigh,la novia de Dan, lo conoció antes de que los Hells lo molieran a golpes y me contó unas preciosas historias irreproducibles por este medio (pero que estarán en el libro final).

IMG_1167

La limo frente al Birchwood Saloon de Anchorage, Alaska. The real thing.

El aspecto de tipo rudo hace que mucha gente le tema, de eso soy testigo. Lo conocimos en la calle (¡cómo no!) cuando se acercó a la limo para invitarnos unos cervezas en su bar. Como nos encantan los bares de carretera en pocos minutos estábamos ahí y nos emborrachamos con cerveza alaskeña, como corresponde (bueno él y yo; Flor se dedicó a fotografiar el proceso). Nos reímos muchísimo y al irnos ya de noche nos ofreció una hermosa casita que tiene al lado del bar y que desde entonces ha sido nuestro refugio aquí en Anchorage.  Por ahora tenemos dirección  fija y microondas.

IMG_1134

mami, mami ¿puedo salir a jugar con mi nuevo amiguito?

Hoy me invitó a salir a pasear un rato a la ruta y acepté entusiasmado por dos motivos: primero porque tienen fama de prestar más a sus mujeres que a sus motos, así que algo habrá visto en mí que le inspiró confianza suficiente como para prestarme una bestialidad de moto con motor de auto. El segundo motivo es que me encanta encontrar cosas que aún no hice nunca en la vida, como rodar por las nubladas carreteras de Alaska codo a codo con un Hell Angel. Uno de verdad, no de los que le piden permiso a la señora.

Para tan alta ocasión social me prestó su nueva Triump Rocket III de 2300 cc y 145 caballos de fuerza (la mayoría de los autos que circulan hoy tienen motores más chicos). “Too much bike” según sus propias palabras. Y luego de un par de divertidísimas horas sobrevolando las rutas debo admitir que sí, que jamás me había subido a una moto tan potente, daba igual el cambio en que estuviera, aún en 5ta era capaz de levantarse y dejarme flameando en el aire. Ahora quiero una. Pero lo interesante de todo es que fuimos a parar a una pastelería en donde él le compró una hermosa torta de cumpleaños con velitas y todo para Flor, un detalle que me sorprendió porque yo apenas recordaba habérselo contado la noche anterior. Ahí me di cuenta de que sí tiene bien ganado los parches que lleva. Big Dan es un verdadero ángel del camino.

IMG_1142

Flor festejando sus 28 primaverales añitos en el Birchwood Saloon, con una pequeña fiesta cortesía de Big Dan. Cuando un Hell le compra la torta de cumpleaños a tu chica te das cuenta lo inescrupuloso e insensible que eres como ser humano. Gracias Dan, te debo una.

 

 

Anuncios

12 Respuestas a “De motos, cumpleaños y Hell Angels.

  1. oh….increible lo que viven en este viaje
    va a ser un libro super interesante
    un abrazo
    luis felipe desde los llanos orientales en colombia

  2. Chicos: GRACIAS por esta nueva historia, por poderla compartir. De joven mi novio, esposo hoy, adoraba las motos y disfrutaba de lindos paseos en ese medio, me encantaba manejarla y su velocidad agregada a la sensación de libertad que se experimenta.Buena estadía y feliz regreso. Abrazos. Elsa

  3. Me encanta su blog, y los videos que publican en youtube, creo que los tengo en todos los medios sociales: facebook y twitter, (no se si tienen también instagram). Sus relatos son excelentes, me encantan como describen sus aventuras!! excelente viaje!!! Este en particular me encanto, con mi marido somos motoqueros y nos encanta viajar! Saludos desde Avellaneda, Santa Fe.

  4. Hola , muy bueno el viaje! Yo estuve el año pasado recorriendo alaska en un motorhome con amigos chilenos y argentinos. Nuestro viaje fue mas que nada de escalar y esquiar pero conocimos mucha gente también. Si querés conocer un buen bar atendido por su dueño , descendiente de Nativos , no dejes de ir a Monderosa, queda en Nenana y el cartel de Best Burgers in Alaska, es 100% real! Saludos y exitos para el resto del viaje.

  5. chicos q buena aventura! coincidiendo con todos, q bien la cuentan! solo queda esperarlos aqui en nuestro querido Comodoro…la caricias de los vientos patagonicos son inolvidables y creo q las deben extrañar…exitos!

Dejanos un comentario =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s