En la recta final

Son las 10 de la noche en Whitehorse, un pueblo del norte de Canadá y la luz del atardecer todavía enceguece. Señal de que estamos muy al norte. Whitehorse, lo digo y no lo creo. Si habré leído de este pueblito que siempre me sonó a cuento lejano y a lugar imposible. Claro, eso era cuando aún pensaba que existían los imposibles.

Por primera vez en muchos meses de viaje estoy disfrutando de unos minutos de soledad, sentado escribiendo en un café con vista a las montañas.Todos a mi alrededor hablan inglés y si presto atención puedo entender todo lo que dicen, señal de que llevamos mucho tiempo en norteamérica. Flor se quedó en la limo, que está estacionada entre decenas de motorhomes gigantes que se reunen en los parking de los Walmart del mundo entero. Intuyo que ella también necesitaba un momento a solas para procesar todo eso que las palabras no alcanzan a explicar en estos momentos. Los últimos días fueron una locura, demasiadas experiencias, demasiadas cosas nuevas, demasiados nuevos amigos de los que nos costó muchísimo despedirnos. Bueno, algo así como los últimos meses y exactamente igual que los dos años anteriores.

Me escapé a escribirles esto porque sé que me van a entender, porque quiero que sean parte de estos últimos kilómetros que recorreremos en pos de cumplir un sueño. Además no quiero que ésta página que nos reunió todo este tiempo llegue desactualizada al final del camino, quiero que esté al día aunque se hayan amontonado demasiados textos que irán directamente al libro final ¿Por qué? Porque este es un viaje real de dos personas que viajan por lugares en los que no siempre hay internet y que viven días en los que casi no queda tiempo para sentarse a pensar o a escribir. Todo la experiencia “América sin límites” sobrepasó nuestras expectativas más delirantes. Uno puede soñar con viajar, con irse al punto más lejano del continente, con hacerlo en una limo enorme pero ¿ y todo lo demás? ¿Todo lo que nos ayudaron, todas las invitaciones? ¿los ángeles del camino? Para eso no hay explicación. Al menos nosotros aún no las tenemos.

Las miles de fotos que compartimos en facebook y Twitter y los 27 videos que retrataron nuestro viaje hasta aquí son sólo la punta del iceberg. Para procesar todo el material que tenemos necesitaríamos otros dos años y medio más. Pero la vida sigue y todavía hay que hacer camino al andar. Nada está escrito y allá afuera, detrás de las montañas nos espera Alaska, estamos apenas a 500 kilómetros pero quizás tardemos varios días en llegar allí, o semanas. Dependerá de las sorpresas que nos depare el camino esta vez.

Como les decía, hoy sólo escribo para mantenerlos al tanto, para compartir esta intriga que no nos deja dormir, este nudo en la garganta, estas ganas de gritarle al mundo que los sueños se cumplen. Hoy no hay mensajes subliminales ni datos de viaje ni delirios personales. Hoy sólo quiero contarles que ya estamos por llegar. Y que ustedes llegarán con nosotros. Estén atentos, la cuenta regresiva acaba de empezar.

Un abrazo desde Whitehorse, casi el final del camino, en una soleada noche canadiense. Nos vemos en Alaska.

Nota: la siguiente foto fue tomada en Canadá, en donde aún nos encontramos.

Dawson Creek, Canadá.

Y para usted que se tomó el trabajo de leernos va de regalo esta foto. Es en el kilómetro “cero” de la “Alaska Highway” que es la ruta que parte desde Canadá y que nos llevará luego de un par de miles de kilómetros hasta el norte de Alaska. No la subimos a las redes sociales porque ahí -como usted bien sabrá- la gente no lee. Y si ven una foto con nuestros agraciados rostros sonriéndole a la cámara frente a un cartel que contiene la palabra “Alaska” darán por hecho que llegamos. Y no, todavía hay que escribir el final. Aún hay que desandar estos últimos kilómetros. Pero ahí vamos… felices por la Alaska highway.

Anuncios

19 Respuestas a “En la recta final

  1. Qué más agregar a todo lo que ya les he dicho y deseado! Qué es un sueño que han hecho relidad y que les costará muchísimo el regreso. Un libro será el recuerdo que mantendrá viva esta experiencia. Muchos cariños y ADELANTE!!!!

  2. Excelente y felicitaciones chicos!!! Los sigo desde Tulum… Donde compartimos mates que cebaron mis viejos con ustedes en la playa al lado de un velero que estaba en la arena y el día antes de la charla en el Curandero!
    Éxitos!!!!

  3. Parceros queridos, que buenas noticias. Los seguimos, soñamos junto a ustedes y perseguiremos sus huellas. Una pregunta, pensaron en el retorno? Acaso Alaska no es la mitad del viaje? Bueno, se me fueron dos preguntas. Igual, toda la buena energía y los mejores deseos del mundo amigos nuestros. Saludos desde Colombia. Lina y Andrés

  4. Hermoso relato, creo que todos tratamos de entender la sensaciòn pero estoy segura de que nos quedamos cortos porque una cosa es imaginar, soñar, desear y otra bien distinta es estar ahì y vivir la experiencia. Admiro la berraquera de los dos al lanzarse a ser protagonistas de una de las historias que tantos nos imaginamos y los acompaño como si estuviera yo dentro de esta fantasìa venida a realidad. Felicitaciones chicos por la valentìa y por saber exactamente còmo debe vivirse la vida, despuès de esto, cualquier cosa puede venir.
    Abrazos desde Bogotà, Colombia y para que se ubiquen en medio de tantas personas del camino, nos conocimos en una caravana de autos clàsicos en Bogotà que nos llevò a un lugar que se llama “Alpina”, (empresa de làcteos tradicional en Colombia)…. yo iba con mi familia en nuestro consentido topolino, les compramos una libreta y nos tomamos muchas fotos jeje. Ahora, esperando con ansias el libro porque me muero por tenerlo.

    Ahora sì, saludos y buena mar!

    Any Rueda

    • Hola Any!! muchas gracias! claro que nos acordamos de vos y tu familia, por cierto el sticker del club del topolino sigue firme en nuestra maleta y llegó hasta Alaska! les mandamos un abrazo grande y los esperamos en la Patagonia cuando quieran!

  5. Ke Dios les acompañe siempre, ke les ponga en sus caminos a gente buena humana honesta y de buen corazon…!!

    Ke todos sus anhelos se kumplan…!!

    No hay deskanso asta al llegar…!!

    Mis mejores deseos…!!

    Hector de Laredo Tx (su amigo de aka de la frontera sur de USA con Mexico)

  6. Feliz y encantado de leer una a una las notas de su diario….se acerca el final y se me hace un nudo en la garganta de lo emocionante que ha sido el relato…reciban un abrazo desde los llanos orientales en colombia,,,,
    LUIS FELIPE VARGAS L.

Dejanos un comentario =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s